Desde su fundación en 1978, profesionalidad y cariño han definido el proyecto de Residencia Palacios, que desde entonces han ido adaptándose a las nuevas necesidades de los mayores.

Nuestros objetivos son: mejorar la calidad de vida de los mayores ofreciendo una atención integral y especializada que abarca los aspectos psíquico, físico y social: así como integrar a la familia en nuestro entorno, apoyándola y asesorándola en todo lo que necesite.

Nuestras instalaciones están hechas para hacer agradable la estancia de los residentes, familiares y amigos en un ambiente con vida propia que invitan a la vida social.

La atención que los mayores se merecen la completamos con una alimentación adecuada y equilibrada, elaborada en nuestra propia cocina, controlada por nuestro equipo médico y ajustada al gusto de cada residente.